Test Drive Foton Tunland

Test Drive Foton Tunland

Te presentamos el test drive de Foton Tunland, la 4×4 que se comercializa en el pais. Fue realizado por para cuyomotor.com.ar

A fines del año pasado, la marca china Beiqi Foton Motor, desembarcó en nuestra provincia con la pick-up Foton Tunland. Esta camioneta china viene a competir directamente en el segmento de las medianas, el cual tanto en Mendoza como Argentina es liderado por la Toyota Hilux.

DISEÑO Y CONFORT

El diseño exterior de la Tunland a simple vista se puede emparentar con lo que es una Hilux de una generación anterior a la actual, es decir por ejemplo una 2014, en especial por los faros. En la calle llama la atención desde su trompa con un logo que resulta desconocido para el público, una parrilla cromada de importante tamaño y un aire de robustez dado por sus generosas dimensiones, incluso con una altura superior a las chatas medianas más conocidas y una caja de carga que parece enorme.

Las dimensiones como señalamos son generosas con 3.105 milímetros de distancia entre ejes; un largo de 5.310 mm, ancho 1.880 mm y la altura que destacamos de 1.860 mm. La vista lateral es muy similar al resto y resalta un punto fuerte con un aplique de su mototización 2.8 turbodiesel de marca “Cummins”, algo de lo que profundizaremos más adelante.

Mira tambien: Noticias Foton 2019

Viene con unas buenas llantas de aleación de 17” (incluida la de auxilio) y cubiertas de uso mixto, la caja de carga está protegida por una especie de pintura Epoxi, que aparenta resistente  aunque no es del plástico que evita rayones.

Lo que no trae es el cobertor o lona, que en este caso hay que buscar algunos que ya lo ofrecen como un accesorio. Volviendo a la caja sus medidas son 1.520 mm de largo, 1.580 mm de ancho máximo y 440 mm de profundidad (algo escasa). Nosotros probamos y trasladamos dos bicicletas rodado 27,5 “acostadas”, que entraron sin problemas, una solución para bikers, sin necesidad de agregar un accesorio.

El interior nos marca que la Tunland trae todo lo necesario y está actualizada, aunque no es una estética vanguardista -como el cambio de paradigma de interior de las pickups como marcó la Amarok.

Esta jugadora china viene con butacas con cuero ecológico, regulación manual de asientos, una pantalla touch clásica de 7 pulgadas con navegador, un pequeño display como computadora de abordo con datos básicos (consumo de combustible, distancias de viaje, etc) y un climatizador, que realmente lo pusimos a prueba con alta temperatura y respondió siempre impecable.

La posición de manejo es buena, alta y se encuentra fácil, el volante (con comando multifunción) se regula en altura y tiene una textura de material aceptable simil cuero poroso. La pantalla touch está a una altura media y si el sol es fuerte puede dificultar un poco la la visualización de los datos. No obstante, como anticipamos, el interior es conservador,  está muy bien en general, sobrado si es para trabajo y a la altura de la gama media de las referentes del mercado.

Foton Tunland

MOTOR, PERFORMANCE Y CONSUMO PROMEDIO de Foton Tunland

He aquí uno de sus fuertes y el que más quiere resaltar la marca para transmitir confiabilidad en su esencia: lo hace con un logo en el lateral y ni hablar del ploteo de test drive de los concesionarios. Es que su propulsor es un Cummins 2.8 Turbodiesel Euro 5, capaz de entregar 170 CV de potencia, con un torque máximo de 360 Nm.

Cummins es una marca americana con mucha historia, con motores para vehículos de gran porte, desde pickups hasta camiones de minería; por ejemplo la temible Ram 2500 lleva uno de estos propulsores.

Algo que destaca la empresa china es el uso de varios componentes de calidad de marcas reconocidas  para darle una impronta distinta a este vehículo. Por eso tiene acuerdos de suministro técnico con Getrag (Alemania) paras las cajas de cambios; BorgWarner (EE.UU.) para los sistemas de transferencia 4×4; Bosch (Alemania) para sistemas electrónicos del motor y frenos y Dana (EE.UU.) para ejes y diferenciales.

Pero en definitiva la hora de nuestra prueba es la “verdad”, con lo que nos quedamos. Y sinceramente el motor es uno de los puntos más fuertes de lo que consideramos una real “chata”. El Cummins tiene rugido a diesel, transmite confianza y anda y anda al exigirlo. No será el más silencioso que hayamos probado, pero da seguridad. Está asociado a una caja de cambios de 5 velocidades, en principios pensamos que quedaría corta y pediría una sexta, aunque la verdad es que se combinan bien y la camioneta no se siente exigida en ruta. A unos 110 km/h viaja a unas 2.000 Rpm. 

La rodamos en la city mendocina, en la ruta 7, en caminos de tierra y pendientes en la zona de Potrerillos y pasamos algunos arroyos. Usamos el selector de tracción en 4×4 alta -para tierra, piedras, pendientes y descensos- y no nos hizo falta la baja por los terrenos por los que pasamos. Las suspensiones también salen airosas en ese suelo, aunque resulta un tanto “saltarina” al pasar badenes y lomos de burro en la ciudad.

En este aspecto, pulgar para arriba para el conjunto motor de la Tunland, aunque en el futuro podría agregar opción de caja automática por ejemplo. En un punto vital para el bolsillo, como lo es el consumo de combustible, responde a la altura de las circunstancias con un mixto que nos dio unos 10 litros (de diésel premium) cada 100 km y que incluso por momentos pudimos mejorar hasta unos 9 cada 100.

EQUIPAMIENTO DESTACADO Y SEGURIDAD

En lo que se refiere a seguridad trae doble airbag para conductor y acompañante, frenos ABS con EBD y discos delanteros y traseros, Control de estabilidad (muy importante), dirección asistida hidráulicamente, anclajes ISOFIX, control de velocidad crucero, entre otras prestaciones. También viene con sistemas de asistencia como de frenado en pendiente y en descenso.

El precio de la Foton Tunland se encuentra en promoción (hasta agotar stock) y es de USD 27.000 más gastos. Algo así como 1.050.oo0 pesos, dependiendo del fluctuante dólar diarioDesde la marca la ven a la altura de por ejemplo una Toyota Hilux SRVen cuanto a equipamiento, la cual hoy ronda en esa versión $1.500.000, aunque claro, con otras prestaciones también.

En ese segmento juegan la Ford Ranger, VW Amarok, Chevrolet S10, Nissan Frontier, entre otras y las que vienen: Renault Alaskan y Mercedes Benz Clase X.

Como conclusión hay que reconocer que como camioneta china la Foton Tunland nos sorprendió para bien, especialmente por su conjunto motor y lo bien que camina. Es una chata con todas las letras, no tiene el interior de un auto de lujo como apuntan hoy muchas, pero se presenta como compañera de trabajo y uso diario.

El precio que hoy la ubica por debajo de muchas competidoras con el mismo nivel de equipamiento, como hemos opinado en otras ocasiones, es un punto clave para que cada vez más usuarios de pickups se le animen.

El video del test drive de Foton Tunland

Fuente: CuyoMotor, mira la nota original y galeria de fotos.