Los futuros Smart de Geely se inspiran en Mini

Los futuros Smart de Geely se inspiran en Mini

Gorden Wagener, diseñador jefe de Mercedes, ha asegurado que «Smart debe inspirarse en los primeros Mini actuales», lanzados cuando BMW recuperó la marca en el año 2000. Cree que deben servir para los futuros modelos de Smart y la expansión de la marca.

Atrás quedan las primeras generaciones de Smart, una marca de coches utilitarios que surgió de la colaboración entre Mercedes con el propietario de la firma de relojes Swatch, que quería repetir en el campo del automóvil el éxito obtenido con sus relojes. La asociación se rompió, pero el Smart llegó al mercado y consiguió asentarse a pesar de un inicio complicado.

daimler geely

La oferta actual de la marca es exclusivamente eléctrica, tras abandonar voluntariamente la producción de modelos con motor de combustión. Es una oferta de transición, ya que ahora Smart es una marca conjunta de Mercedes y Geely, y sus vehículos se fabricarán en China donde también estará el cuartel general de la marca.

Mira también: Geely y Daimler se unen para fabricar el Smart electrico en chino

Wagener se refiere a los futuros Smart EQ ForTwo o Smart EQ ForFour, que deben ser lanzados al mercado en 2022, los primeros modelos creados tras el acuerdo entre Mercedes y Geely. Recordemos que en el Salón de Franfurt presentó su oferta actual, con motor eléctrico de 80 caballos de potencia en el eje trasero y un ligero restyling. Pero sobre todo tiene en cuanta la intención de ambos grupos –Daimler y Geely– de ampliar la oferta Smart con el lanzamiento de un modelo más grande, correspondiente al segmento B.

Posiblemente Mercedes y Geely quieren conseguir con Smart el éxito de Mini, que ha triunfado con una gama completa desarrollada a partir de un solo modelo. Pero Wagener va más allá. «El punto clave es que la sensualidad vende y es en este sentido que busco la inspiración en los primeros Mini. Su apuesta por la simplicidad y voluptuosidad les dio un atractivo único. Queremos lograr este tipo de formas sin que el Smart crezca demasiado o parezca pesado. Sabemos qué queremos. Smart ha crecido como marca, ya no es un niño. Puede permitirse ser más sexy y más deportivo», ha declarado Wagener a la revista Autocar.