Los chinos ya captan el 20% del mercado en Chile

Los chinos ya captan el 20% del mercado en Chile

Según cifras de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (Anac) los autos de procedencia china acaparan hoy el 20% del mercado. Lo que se traduce que en una década desde la llegada masiva de marcas asiáticas al mercado chileno, se han vendido 360 mil unidades, algo similar a lo que vende el mercado automotor chileno en un año.

Lo anterior da cuenta de la penetración de mercado continua que han demostrado las marcas de origen china, avalado por un paulatino cambio el comportamiento de la demanda interna.

Así, los modelos más apetecidos son los city car, los sedan y SUV, seguido por camionetas y todo terreno, informan desde Anac.

Mira también: DFSK 580 se lanza con caja automática en Chile

“La gracia que tienen estos autos es que traen de todo en una versión más económica”. Así define el gerente de Ventas de Sergio Escobar, Julio Cartagena, los modelos de origen del gigante asiático que en la última década han llegado a liderar el mercado nacional, desplazando a japoneses y coreanos. “De acuerdo al informe semestral de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (Anac), los vehículos de este origen representan casi el 20% de las ventas de automóviles nuevos entre enero y julio de 2019, superando 22 mil 500 unidades comercializadas”.

En este sentido, Cartagena proyecta que “este año va a ser mejor para estos autos que el año pasado. Del total que deben andar entre 16 a 20 marcas, nosotros representamos el 45% del mercado, con nuestras cuatro marcas Haval, Great Wall, JAC y Changan. De hecho, un tercio del total de nuestras ventas corresponden a modelos de este origen”.

Según el ejecutivo, las razones del éxito tienen que ver con una evolución del origen. “Hoy vienen con más conectividad, tecnología y equipamiento. No hay un auto chino que no traiga airbag, ABS o control de estabilidad. Además, el tipo de material con el que construyen es de alta calidad y el indicador de satisfacción es muy bueno”. A su juicio, estos factores han ido generando una mejor reputación en las marcas, haciéndolas más competitivas. “Hoy puedes ver un cliente que viene cambiar un Mazda por un Great WallChanganJAC o Haval y se sorprende, porque se ha ido mejorando el producto. Al principio este vehículo era una imitación de algo: hoy no imita a nadie”, puntualiza.

Respecto del perfil del cliente que adquiere automóviles de marcas emergentes, Cartagena plantea que existe un amplio abanico de consumidores. “Son padres de familia, probablemente no tan jóvenes. Sino un cliente entre 35 a 60 años. Hoy no tenemos un perfil tan juvenil de estas marcas. El M4 de Great Wall, lo puede comprar una mujer joven, profesional, pero en general, el perfil del comprador es una persona que tuvo un sedán, compacto, normal y vio la posibilidad de comprarse un auto por $8 a $10 millones (USD 10900 a 13700) , un SUV incluso con hasta 3 corridas de asientos; o un crossover o SUV compacto, que son más robustos”.

De esta misma manera, agrega que “son clientes con familia, de clase media, que se encuentra con la posibilidad de tener un auto nuevo, que trae de todo, y a un precio menor a $15 (USD 20590) millones promedio”.

Fuente: Diario Concepción